Nueve años sin saber de su hijo migrante ecuatoriano

TEXTO: Rodrigo Matute Torres

El drama de las personas migrantes, en especial de los ecuatorianos, no tiene fin. Cada vez aparecen familiares reclamando por sus hijos, esposos o allegados. En Estados Unidos, estado de Nueva York, esta semana se realizó el encuentro con las madres de migrantes desaparecidos, al que denominaron “La Caravana de la Esperanza”.


En esta reunión se habló de varias personas desaparecidas en estos últimos 4 meses, según comentó Patricio Campoverde que también tiene un familiar perdido desde el mes de junio de este año y cuyo paradero se conoce.


Según el cuencano Campoverde que busca a su cuñada que viajó a Estados Unidos, llevada por un coyote a finales de mayo de este año desde Cuenca y sin documentos, las historias son distintas, pero el sufrimiento es el mismo. La desesperación de los familiares ha hecho que caigan en las redes de traficantes de drogas y estafadores comunes, quienes con amenazas les han sacado mucho dinero.


Romelia Yuqui, oriunda de Azogues, que vive en Estados Unidos, busca a su hijo desde hace 9 años sin descanso. Su vástago de nombre Hugo Patricio Tenesaca Yuqui, viajó el 22 de mayo desde Cuenca hasta Guayaquil y de ahí a Guatemala donde pasó 15 días en un sector llamado Barillas.

Según la mujer el coyote, cuencano le cobró, en ese entonces $14 mil, lo cual fue cancelado y el 17 de junio del mismo año tenía previsto cruzar la frontera junto a 22 personas más, 6 de ellos ecuatorianos, ”la última vez me dijo que todo estaba listo para cruzar, que tenía agua y comida”, desde ahí perdió todo contacto con su primogénito, y se inició una búsqueda que hasta ahora continúa, sin esperanza de encontrar con vida.


Romelia sospecha de dos personas que viajaron junto a Hugo, pero ellas no han querido hablar, tan solo le han dicho que quedó con vida. ”Les lloré, les imploré que digan la verdad, pero no han querido”, dijo y ahora la mujer lucha por encontrar y acude a los encuentros de personas que han perdido familiares, con el único fin de saber por su vástago y agregó que en Nueva York puso la denuncia, pero luego sus esperanzas se fueron apagando, poco a poco, porque nadie le ha dado apoyo, incluido el Consulado de Ecuador.

“Siempre hay una esperanza mientras este viva”, indica la mujer y señala que seguirá acudiendo a foros y talleres, con la única esperanza de encontrar a su hijo.


Cuenta que el grupo “Águilas del Desierto” llegaron al lugar donde supuestamente desapareció su hijo, pero no encontraron nada, indica también que ha tenido que entregar cerca de $30 mil, a los extorsionadores, quienes le han engañado durante todo este tiempo diciendo que tienen a su hijo, “que le van a matar”, que le tienen “secuestrado”. “Amenazaron a mi familia con matarles y por eso tuve que entregar dinero”, dijo la mujer que no pierde la esperanza de encontrar a su hijo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.