Se desborda flujo migratorio


Por: Alba Valdez/ Movimiento Migrante Mesoamericano
Fotos: Rubén Figueroa

En los últimos años, a la par de la migración centroamericana, el flujo de migrantes haitianos ha incrementado en el territorio mexicano, debido a los conflictos sociales, huracanes y terremotos, familias completas han optado por huir de su tierra para buscar mejores oportunidades de vida.

En aquel país caribeño, la situación se ha agravado, los conflictos sociales y políticos se han agudizado, recientemente su presidente, Jovenel Moise, fue asesinado por un comando armado, situación que significó una señal para que las familias que ya habían salido antes de esto, no retornaran.


Anterior a ello, familias completas intentaron establecerse en países de Sudamérica como Chile y Brasil, sin embargo, no tuvieron las condiciones para una vida digna y decidieron continuar su travesía a Estados Unidos.

Mujeres, hombres, niñas y niños, se desplazan a través de diversas fronteras del sur del país, avanzando por rutas que anteriormente no era paso común de migrantes.


En Movimiento Migrante Mesoamericano ha constatando que el flujo se ha desbordado, tratan de evitar caer en manos de autoridades migratorias mexicanas que los obliguen a situarlos en Tapachula (denominada por organizaciones y personas defensoras de derechos humanos como “la ciudad cárcel”), donde ya deambulan decenas de miles de personas migrantes.


En municipios como La Concordia, Chiapas, habitantes señalan que al día varios grupos de hasta de cien personas, atraviesan la presa de la Angostura, por el “chalan” (una embarcación) para poder continuar su trayecto.


Ha sido tanto el impacto de estos grupos vulnerables que en comunidades que los habitantes se han organizado para brindarles alojo, alimento y hasta traslado, como es el caso del grupo del Club de motociclistas de Extreme San Pedro, quienes de manera humanitaria trasladaron a más de 400 migrantes de del municipio de Villa Corso hasta Villa Flores, aligerando así su pesada travesía.

NUNCA FALTAN LOS VIVALES

En localidades de paso obligado para migrantes, los habitantes han denunciado el incremento de retenes de autoridades policiacas con el fin de extorsionarles, así como el incremento al costo del transporte público.


En la terminal de autobuses de Malpaso, mujeres y hombres se agolpan para poder comprar algún boleto de autobús que los lleve hacia Veracruz o Tabasco, siguiendo así la ruta hacia el norte del país.

Algunas personas señalan que el costo de un boleto se triplicó. Con pasaporte en mano y un poco de español denuncian que tickets que comúnmente se vendían en 200 pesos, ahora tienen un costo de más de 600, sin distinguir entre adultos y menores.


Éste fenómeno se ha reflejado en otras ciudades como el Puerto de Veracruz, donde en los últimos días, personal del Instituto Nacional de Migración ha hecho la detención de dos autobuses de ADO, con alrededor de 50 personas, en cada uno.


La finalidad del gobierno mexicano es evitar el tránsito de migrantes hacia la frontera con Estados Unidos, sin priorizar la seguridad humana de las y los trabajadores internacionales.


La situación se agrava, lo que empezó como una crisis migratoria, terminará como una crisis humanitaria, donde los gobiernos de la región no han atendido el suplicio de las personas y organizaciones civiles que las defienden.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.