La nueva oleada: migrantes climáticos

Por: Alba Alemán/ Movimiento Migrante Mesoamericano

Fotos: @RubenFigueroaDH

Carlos e Isis distan de ciudad de residencia y de edades, pero luego de que el año pasado los azotaran dos huracanes en su natal Honduras, emprendieron el mismo camino, con el mismo sueño: poder obtener un refugio en México para poder apoyar a su familia que se quedó en medio de desastres naturales, violencia, pobreza y pandemia.

Camas inservibles tratando de secarse al sol, el agua a casi un metro dentro de su casa y noches de insomnio fue lo que vivió Isis, de 19 años, en la última semana que pasó en Lima, una ciudad al noreste de Honduras de las más afectadas por los huracanes, donde creció ella y sus dos hermanos menores.

El huracán Eta y posteriormente el Iota azotaron Honduras a principios de noviembre del 2020, ambos como categoría 4, considerados como los más potentes registrados en el año pasado que dejó lluvias torrenciales, 94 muertos y casi 4 millones de damnificados, entre ellos Carlos, de 20 años, trabajaba como jornalero en la empresa estadounidense “Standard Fruit Company”, no tenía un sueldo fijo, mucho menos seguro social o algún derecho como trabajador, y aquel 4 de noviembre fue despedido, luego que el huracán arrasara con todas las plantaciones de plátanos de dicha empresa.


De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), de Honduras, hubo daños severos en plantaciones de maíz, caña de azúcar, arroz y banano, entre otros. El desbordamientos de ríos ocasionó la pérdida total para la empresa “Standard Fruit Company“ de 2 mil hectáreas de banano.

Para él y su mejor amigo de la colonia, en Colón, no hubo liquidación, tampoco les pagaron la última semana de trabajo que habían realizado, pues al paso del huracán la compañía se declaró en quiebra, y ellos, al ser contratados por temporadas ni siquiera se les dio las gracias.


Carlos es el segundo hermano de 6, su mamá es madre soltera, su padre fue asesinado por pandilleros hace más de 15 años, él dejó la escuela después de concluir el sexto año de primaria para poder trabajar y así ayudarle a su mamá con los gastos del hogar.

Hace un mes cargó su mochila, un gorro y con la bendición de su mamá ha logrado llegar hasta el refugio para migrantes en Tenosique, Tabasco, conocido como “La 72”, donde espera que en los siguientes meses le resuelvan su estatus migratorio y pueda trabajar en la Ciudad de México y apoyarle a su mamá y sus 5 hermanos.


“Yo le dije a mi mamá que me venía, ella se quedó también sin trabajo y mis hermanitos son pequeños, tienen que comer. Yo lo pensé muy bien, allá es tan cara la comida que te ofrecen un plato de comida para que le hagas de sicari, allá te sale más barato meterte drogas que conseguir la harina para las baleadas”, cuenta mientras trata de descansar los pies tras 5 días de camino.

Carlos e Isis dicen no están muy informados del calentamiento global, sin embargo, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ellos y miles de personas centroamericanas más, han sido víctimas de las consecuencias del cambio climático.

Los migrantes climáticos, según la ONU, son personas o grupos de personas que han tenido que cambiar sus patrones de asentamiento debido a desastres por fenómenos meteorológicos extremos, y tan solo en el 2018 17,2 millones de personas tuvieron que abandonar sus casas debido a desastres naturales que les impidieron ejercer sus vidas con normalidad.

Migrantes Climáticos. Foto: @RubenFigueroaDH
Foto: @RubenFigueroaDH


De acuerdo con una publicación del El País, Centroamérica es apenas responsable de menos del 0.5 por ciento de las emisiones de gases efecto invernadero, sin embargo, son las que están sufriendo las consecuencias del impacto climático gracias al modelo de desarrollo insostenible de países de Norte America como Estados Unidos y Canadá.

“Nunca habíamos visto algo así, fue algo brutal”, cuenta Isis al recordar la noche en que no durmió por subir sus pocas pertenencias a sillas para intentar salvarlas, y es que el impacto del cambio climático va de desarrollos lentos como la elevación del mar, o repentinos huracanes, que hacen que las personas que se localizan en Centroamérica tengan que emigrar.

Actualmente la ONU en ciencias climáticas, también ha indicado repetidamente que los cambios provocados por la crisis climática influirán en los patrones de migración y el Banco Mundial ha presentado proyecciones para la migración climática interna de 143 millones de personas para 2050 en tres regiones del mundo, si no se toman medidas.

Mientras Isis y Carlos daban sus primeros pasos en territorio mexicano, el presidente, Joseph Binden, presentaba una orden ejecutiva sobre la reconstrucción y mejora de los programas de reasentamiento de refugiados y planificación para el impacto del cambio climático en la migración.

Foto: @RubenFigueroaDH

En esta orden solo anunció que dentro de 6 meses el Secretario de Estado, el Secretario de Defensa, el Secretario de Seguridad Nacional, el Administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y el Director de Inteligencia Nacional, le prepararán y presentarán un informe sobre el cambio climático y su impacto en la migración, incluida la migración forzada, el desplazamiento interno y la reubicación planificada.


Este informe deberá incluir, como mínimo, una discusión sobre las implicaciones de seguridad internacional de la migración relacionada con el clima; opciones para la protección y reasentamiento de personas desplazadas directa o indirectamente por el cambio climático; mecanismos para identificar a dichas personas, incluso mediante derivaciones; propuestas sobre cómo estos hallazgos deberían afectar el uso de la ayuda exterior de los Estados Unidos para mitigar los impactos negativos del cambio climático.


Así como oportunidades para trabajar en colaboración con otros países, organizaciones y organismos internacionales, organizaciones no gubernamentales y localidades para responder a la migración resultante directa o indirectamente del cambio climático. La APNSA trabajará con las agencias apropiadas para garantizar que el informe, o un resumen del mismo, se hagan público.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .