Denuncian que migrantes son vendidos como esclavos en Libia

Imagen:LUC GNAGO | Reuters

La OIM asegura que existe un submundo en el país norteafricano donde principalmente nigerianos, senegaleses y ghaneses son vendidos y comprados en auténticos bazares de esclavos

 

Estafados, maltratados, violados, torturados y vendidos como mercancía. Es el calvario que atraviesan centenares de inmigrantes indocumentados en su periplo por el continente africano hasta alcanzar Libia, puerta de salida hacia Europa. Hay quienes no pueden llegar a pagar sus costosos rescates o no resisten la travesía y son abandonados a su suerte por las mafias en «fosas comunes en el desierto», denunció este martes el director de operaciones de emergencia de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Mohamed Abdiker.

La llamada de alerta la lanzan quienes lograron sobrevivir y todavía conservan fuerzas para contarlo. Los testimonios de los que escaparon de las garras de los traficantes ponen los pelos de punta. La OIM asegura que existe un submundo en el país norteafricano donde principalmente nigerianos, senegaleses y ghaneses son vendidos y comprados por ciudadanos libios en auténticos bazares de esclavos. «Vender seres humanos se ha convertido en una tendencia entre traficantes a medida que las redes de las mafias se van reforzando en Libia», advirtió el jefe de misión de la organización en ese país, Othman Belbesi. Lo que viene a confirmar que las operaciones lanzadas por la UE para estabilizar el territorio y dinamitar el negocio de estos grupos están teniendo un alcance muy limitado.

La dinámica es perversa. Una vez que las mafias cobran su parte del rescate, desembarcan a los inmigrantes en las ciudades libias donde se los traslada hasta los mercados para ser vendidos por unos 200-500 dólares. «Tienen que trabajar en la construcción o la agricultura en condiciones de abuso. Algunos escapan, otros son mantenidos en estado de servidumbre y esclavitud y muchos son encerrados en espacios donde se los fuerza a trabajar a diario», asegura Belbesi. El viacrucis puede durar hasta 2 y 3 meses, el tiempo que tardan de media sus familias en pagar su liberación.

El destino que les espera a las mujeres es igual de trágico. «Son maltratadas, violadas y forzadas a ejercer la prostitución», asegura la OIM, que cuenta con el testimonio de dos hombres y una mujer auxiliados por la organización. Uno de los supervivientes cuenta que viajó desde Senegal hasta Agadez (Níger) atravesando el Sáhara. Una vez allí se vio obligado a pagar 320 dólares para poder seguir su travesía hacia Libia. Cuando el traficante que lo trasladó  lo dejó en la ciudad libia de Sabha alegó que la mafia no le había pagado y no dudó en llevarlo a un aparcamiento de la urbe para venderlo como esclavo. El joven senegalés estuvo en manos de dos captores antes de poder huir y denunció que quienes no pagaban eran asesinados o se les dejaba morir de hambre.

La mujer que recurrió a la OIM tenía a su marido y a su hijo en el Reino Unido. Cuando alcanzó Misrata fue hecha cautiva por secuestradores somalíes, que la sometieron a abusos y violaciones mientras pedían a su familia el pago de 15.000 dólares por su liberación. «La situación es terrible. Un valle de lágrimas para muchos migrantes. Los mercados de esclavos se suman a la larga lista de atrocidades detectadas», denuncia Abdiker

Informacion tomada de: http://www.lavozdegalicia.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s