Logra caravana primeras denuncias en Tamaulipas por desaparición de migrantes

Una comitiva de tres padres de la XII Caravana de Madres Centroamericanas logró interponer por primera vez en la historia de Reynosa, Tamaulipas denuncias por desapariciones de migrantes en la Procuraduría General de la República.

Como parte de las denuncias, también, a los padres de la comitiva se les realizaron tomas de sangre para guardar el perfil genético que pueda ser cotejado más adelante con personas muertas no identificadas.

Los denunciantes fueron Walter Omar Jarquín, papá de David Alexander Jarquín Pineda, de El Salvador; Irma Yolanda Pérez, mamá de Herber Estuardo de Guatemala; e Isidora de Jesús Zuñiga, madre hondureña de Josué Idelfonso Molina Zúñiga.

La denuncia por David Alexander Jarquín, desaparecido el 1 de julio de 2014, fue asentada con el número 0001135/2016; la de Estuardo Pérez con la 0001136 así como la de Josué Idelfonso Molina Zúñiga con la 0001137/2016.

David Alexander Jarquín desapareció en esa fecha en Reynosa, Tamaulipas, luego de que su padre gastara unos 8, mil dólares para que él cruzara hacia Houston, donde lo esperaba un familiar.

Herber Estuardo desapareció luego de que la combi donde viajaba en el año 2010, fuera detenida en la entrada a Tamaulipas viniendo desde Veracruz. Su mamá dice que la noticia salió en el Programa Primer Impacto.

Por su parte, Josué Idelfonso Molina, esperaba cruzar por Nuevo Laredo. Él estaba hospedado en un hotel, esperando que cayera el dinero del depósito de su padre que vive en Nueva York,  cuando llamó por última vez a su mamá. Fue el 15 de diciembre de 2013.

Por ende, además de las denuncias, los padres realizaron labores de búsqueda en albergues así como en la base de datos del U.S. Inmigration and Customs Enforcement a través del Instituto Tamaulipeco para el Migrante.

La comitiva fue una de las dos que se separó del grupo general que pernoctó por varios días en la capital, quienes tuvieron encuentros con ONG’s y funcionaros federales. La otra comitiva fue a la frontera de Nogales, Sonora.

Reynosa es una ciudad donde la desaparición de migrantes se debe a la industria del pollerismo, el secuestro y la extorsión que administra el Cártel del Golfo en contubernio con las autoridades. Además son ellos los que controlan los cruces ilegales fronterizos que suceden diariamente por la ribereña del Río Bravo.

El desdoblamiento, el primero en la historia de los doce años de al caravana, fue con la intención de alcanzar los estados del norte, sobre todo el estado de Tamaulipas, donde ocurren la mayoría de las desapariciones de migrantes.

Antes de partir a la ciudad de Monterrey, en la que hicieron un pequeño acto simbólico, los padres colocaron debajo de la cruz del monumento al migrante, ubicada a la orilla del Río Bravo, las imágenes no sólo de sus hijos sino de los demás centroamericanos que se han perdido por la ruta migratoria.

 

Juan Eduardo Flores Mateos

Fotos: Rubén Figueroa

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s