Tabasco: Cartas de esperanza a madres que la buscan

Caravana de madres y estudiantes de la UJAT

Caravana de madres y estudiantes de la UJAT. (Foto: Prometeo Lucero)

En un lado, sentados en el suelo, está una treintena de estudiantes. Frente a ellos, en sillas, están las madres que componen la décimo segunda caravana de madres migrantes que buscan a sus hijos desaparecidos. Ambos grupos se ven frente a frente. Todos están sentados en un aula de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.

De a dos en dos, van llamando por sus nombres a un representante de cada grupo. Entonces, la pareja se abraza y el estudiante entrega a la madre una carta. La escena es una parada más del trayecto de estas mujeres en busca de justicia, cuya lucha se ve abrazada hoy por estos estudiantes de quinto semestre de la carrera de Comunicación.

Su maestro, Ángel Valdivieso Cervantes, quien además es periodista en activo, asegura que el sentido de la actividad es abrazar la lucha de las madres. De acuerdo con testimonios de sus alumnos y colegas, Ángel es un ser humano ejemplar que busca transmitir eso a sus alumnos.

Siguiendo esa filosofía, pensó que la mejor manera de demostrar apoyo y empatía a una caravana qu e busca justicia para una de las catástrofes humanitarias más grande de esta época era a través de una carta.

“Para asimilar el dolor ajeno, cómo le hacemos. Piensa en un hermano tuyo, cuando el otro está pensando en el hermano, piensa también en sí mismo”, planteó a sus alumnos al momento del encargo de la misiva.

Para Liliana Correo, una de las estudiantes, su experiencia de vida es cercana al sufrimiento migrante. Cuando tenía seis años, su papá murió en Estados Unidos una semana antes de que regresara de trabajar para saldar una deuda.

En la carta le platicó a una madre que sufre, y a quien no conoció hasta entregar la carta, cómo a ella le hubiera gustado tener un hermano, y cómo se sentiría orgullosa de él alguien la buscara si le llegara a pasar algo.

Marta Sánchez Soler, fundadora del Movimiento Migrante Mesoamericano, que organiza la Caravana, pidió a los jóvenes que no cubrieran sólo los hechos noticiosos, sino que buscaran explicar las causas de los mismos.

En ese sentido, una de las frases del maestro Valdivieso, cobra sentido: “El sentido de la vida es vivirla para que alguien más tenga una esperanza”.

Arturo Contreras Camero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s