“Que lejos estoy del lugar de donde soy”

Que lejos estoy del lugar de donde soy.
Que lejos estoy del suelo donde he nacido!
inmensa nostalgia invade mi pensamiento;
y al ver me tan solo y triste cual hoja al viento,
quisiera llorar, quisiera morir de sentimiento.

Canción mixteca

En el panteón de Juchitán en Oaxaca no hay lugar para los sin nombre. Por eso los restos de aquellos sin un papel que les de identidad están enterrados afuera de sus muros, en una fosa común que el municipio conviritó, con el tiempo, en un botadero de basura para los vecinos.

IMG_20141202_130256

 

Ahí, dicen los pobladores, terminan los migrantes que mueren en el camino, víctimas de la violencia, la bestia el tren carguero que recorre el país o el clima hostil. Son hombres y mujeres que mueren en nuestro país de la misma forma en la que transitan: entre las sombras y el abandono.

El colectivo de arte urbano Bicu Yuba, Perro Rabioso en Zapoteco, gestionó la creación de un mural en la barda del panteon como forma de luchar contra el ovido. Fue un trabajo de casi un mes, el ayuntamiento se encargó de limpiar el lugar aunque no lo hicieron por completo, en la esquina todavía se amontonan bolsas negras, latas de cerveza y cajas de cartón. Los seis jóvenes que conforman el colectivo, Michel Pineda , Gabriel y Rubí Cabrera, Rodrigo Vasquez, Govanni Miguel y Lenin Rosado diseñaron el mural inspirados en la Canción Mixteca, una composición musical de José Lopez Alavez.

La canción, escrita en 1915, habla sobre la nostalgia de estar lejos del hogar . “Canta sobre el arraigo que cargan los que abandonan su tierra y que por alguna razón no pueden volver”, dice Michel. Aunque la canción hace referencia a la migración tradicional del estado de oaxaca, escogieron una de sus frases: “Que lejos estoy del lugar de donde soy” porque “la soledad es un sentiemto que tienen todos los migrantes”,

yair

Para Govanni, otro de los miembros del colectivo, ese muro ya no significará soledad para los que mueren lejos de casa, ahora la frase los hace presentes. Además el colectivo junto a los familiares que conforman la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos inauguraron el mural plantando tres árboles jóvenes, de apenas un metro que en los próximos años crecerán para dar sombra al terreno.

“Lo que nos interesaba era darle vida a un lugar que es un sepulcro anónimo. Por eso pensamos en plantar los árboles que van a crecer con los años en un nuevo hogar” Rodrigo Vasquez.

“El año pasado estuvimos ahí. En la pared habían grafitis, feos, sin cuidadado. Caminamos entre la basura, sabiendo que debajo de todo eso puede estar uno de nuestros familiares, mi hermana. Ahí enterrada como si fuera un animal, como si fueramos animales” dice Liliana miembro de la caravana, que desde hace ocho años busca a su hermana. “Este año, lloramos mucho también, pero ya no se siente feo, ahora no me dolió”, termina la mujer.

IMG-20151217-WA0001

Oh tierra del sol
Suspiro por ver-te ahora que lejos,
Yo vivo sin luz sin amor
Al ver-me tan solo y triste cual hoja al viento,
Quisiera llorar, quisiera morir de sentimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s